Meraki Bienestar

Cómo ayudar a tu hijo a dejar el pañal

Cada niño tiene su ritmo así que, excepto si le toca empezar la escuela ahora en septiembre (que nos obligan a llevar a nuestra/o peque sin pañal), podemos esperar a que nuestra/o hija/o se sienta preparada/o para afrontar esa nueva etapa de la vida. No hay una edad estipulada y rígida para dejarlo. Simplemente debemos observar cuál es el momento idóneo para nuestra/o hija/o; aquel momento que se ajusta a su necesidad personal (porque las diferencias individuales en nuestras/os hijas/os también existen ☺).

De esa forma, no sólo vamos a ser respetuosos con sus necesidades evolutivas, si no que vamos a evitar “retrocesos” y “recaídas” puesto que tu hija/o dejará el pañal cuando realmente se sienta preparada/o.

Y te preguntarás: ¿debo ser “pasiva/o” ante este tema? 

La respuesta es NO. Es necesario, como decía antes, saber detectar el momento adecuado para nuestro peque. Para ello, es importante que, primero, reflexiones acerca de si ha habido algún acontecimiento en vuestra vida como familia que pueda indicar que “este no es el mejor momento” para dar un paso semejante o pueda hacer más difícil este proceso. Un ejemplo de un momento poco adecuado sería el nacimiento de un hermanita/o, porque supondría un “duelo” para él/ella; adicional al duelo que también supone dejar el pañal. 

¿Por qué “Dejar el pañal” supone un duelo para vuestra/o hija/o? Porque fuimos nosotros quienes se lo pusimos desde el momento en el que nació y ahora también decidimos quitárselo. Por esa razón hay que darle tiempo para que pueda procesar el cambio y esa necesidad.

Entonces ¿cómo debo proceder?

Te aconsejo que se lo vayas anticipando.

  • Empieza a contarle a tu hij@ que es necesario dejar el pañal seguido de una propuesta para quitárselo en ese mismo momento. Si se muestra reacio respetaremos su postura y lo seguiremos intentando de forma intermitente a lo largo del mes.
  • Plantea el proceso como un juego y como una prueba de superación.
  • Acuerda con él/ella recompensas para cada una de las fases que vaya superando.

Te sorprenderá comprobar que un buen día dejará el pañal y, si has sabido esperar al momento adecuado, no experimentará retrocesos porque tu peque ¡está preparado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ACCEDER

Both fields are required to log in.

An email address is required to reset your password.